Corriente contraria, estados unidos y la primera vez

Proyecto curatorial sobre gráfica realizado en el marco de “Nunca Fuimos Contemporáneos” de la XIII bienal FEMSA en Zacatecas.

En colaboración con Alberto Ordaz y Karina Lozano, taller Vetagráfica, Vetagrande.

El grupo del taller de dibujo del CEERESO de Zacatecas: Arcelia, Miriam, Bertha, Nora, Blanca, Johana, Karen, Laura, Esmeralda, Fatima, Griselda, Citlali, Nancy, Ana Gabriela, Justine, Sandra, Liliana, Socorro, Vivian y Nora.

Y Rodrigo Simancas (Ciudad de México, 1987)

Sede: El Santero

Esta producción de gráfica -linografía- se desarrollo desde la perspectiva de lo ajeno y lo desconocido, también desde la búsqueda de la construcción de la imagen ¿qué imágenes uno necesita hacer aparecer, cómo se construyen y de dónde vienen?. ¿Existe un consciente colectivo?

Rodrigo Simancas, a partir de una confrontación intuitiva y documental de las fachadas del centro de la Ciudad de Zacatecas, creó una iconografía personal de lo mismo. Por su lado, el grupo de las veinte mujeres del CEERESO siguieron durante dos meses un taller de dibujo y de lino-grabado, para realizar varias placas de grabado cada quien.

Para la presentación final de la bienal, ambos proyectos se presentaron en un mismo formato y en conjunto. El azul marino  es el color de tinta que ha sido escogido para la impresión de las placas del grupo de mujeres del taller. Las impresión de las placas de Rodrigo Simancas se hicieron en carmino, más cercano al color de las fachadas de la ciudad y de la cantera rosa.

     

En el espacio expositivo del Santero se incluyó otras dos impresiones en negro, son lino-grabados que han sido realizados anteriormente en un taller impartido también por Alberto Ordaz pero a un grupo masculino  del CERESO de Zacatecas. Esos trabajos fueron determinantes para mí en el escoger trabajar en lino-grabado dentro de este proyecto sobre gráfica. El lino es un material poco caro y muy utilizado en el pasado por instituciones educativas, penitenciarias o de la salud. Es una técnica fácil de aprender y transmitir a cualquier edad y condición. Y se basa en el dibujo. La imagen se constituye tallando mediante herramientas -gubias- con las que se rebaja la superficie de la matriz, obteniéndose huecos que corresponden al color blanco o a la ausencia de color.

De manera simultánea, se realizó una donación de libros para constituir una biblioteca en el reclusorio, en repuesta a la necesidad de buscar imágenes y referentes visuales que, en la actualidad, es una tarea complicada desde el reclusorio.

Donación de libros vía Aeromoto

 

Un día, se organizó una exposición de la producción del taller de lino en el reclusorio con todas las participantes. Ellas recibieron varios copias de sus placas. También, aprovechando de las visitas de familiares se hizo una sesión de impresión con el maestro Jiménez y el maestro Ordaz.

 

Créditos:

Muchas gracias a:

Willy Kautz, director artístico de la XIII bienal Femsa, Daniel Garza-Usabiaga, Curador por la invitación y todo el equipo de la bienal en Zacatecas.

Georgina Hernández de la dirección general de prevención y reinserción social por apoyar el taller y el desarrollo del proyecto desde el principio.

Al maestro Fernando Jiménez del taller de grabado de la Universidad Veracruzana por prestarnos un tórculo en una sesión del CEERESO – Centro Estatal de Reinserción Social- Feminil.

Macarena Hernández y al equipo de Aeromoto por ayudarme a la donación de libros para la biblioteca del CEERESO.

Y particularmente a Alberto Ordaz y a Karina Lozano -sin ellos no se hubiera podido realizar este proyecto- para la realización  del taller de linográbado impartido por Alberto durante el veranos del 2018 al grupo de las 20 mujeres, y para la impresión en el taller de Vetagráfica en Vetagrande. Un lugar a parte.

Vista desde Vetagrande

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *